jueves, 26 de septiembre de 2013

ÁLVARO MUTIS

Lamentablemente la muerte de este premiado 
escritor ha convocionado a todos. 
Su pérdida ha llenado los corazones de lágrimas, 
sin embargo, su magnífico legado 
siempre lo podremos tener entre las mano.




Nació el 25 de agosto de 1923 en Bogotá y se murió el 22 de septiembre del 2013 en Ciudad de México.

A lo largo de su vida escribió poesías y novelas.

Se le considera un escritor hispanoamericano contemporáneo muy importante.

Recibió numerosos premios entre los que destacan:
- Premio Xavier Villaurrutia en 1988.
- Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1997.
- Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1997.
- Premio Cervantes en 2001.
- Premio Internacional Neustadt de Literatura en 2002.


Hizo sus estudios primarios en Bruselas, hasta los nueve años de edad, pero la mayor parte de su vida la pasó en Colombia.

Le gustaba mucho viajar, el mar, los barcos, escribir y jugar al billar.

En 1942 comenzó a trabajar como periodista en la emisora de radio "Nuevo Mundo".

En México estuvo en la cárcel durante 15 meses y dedicó parte de su tiempo a escribir.


Entre los libros que se han publicado de él se encuentran: 

- Varios poemas en el periódico "El Espectador".

- Primer libro de poemas: "La Balanza" (1948)

- Poemario: "Los elementos del desastre" (1953). En él apareció por primera vez su personaje "Maqroll el Gaviero".

- Entre finales de los 70 y comienzos de los 80 publicó siete novelas con el personaje que había creado.


Sus escritos relatan fantásticas aventuras exóticas. 

En sus poesías pone en evidencia la falta de sentido que tienen las acciones humanas.




Aquí puedes leer algunos de sus poemas:


CADA POEMA

Cada poema un pájaro que huye
del sitio señalado por la plaga.
Cada poema un traje de la muerte
por las calles y plazas inundadas
en la cera letal de los vencidos.
Cada poema un paso hacia la muerte,
una falsa moneda de rescate,
un tiro al blanco en medio de la noche
horadando los puentes sobre el río,
cuyas dormidas aguas viajan
de la vieja ciudad hacia los campos
donde el día prepara sus hogueras.
Cada poema un tacto yerto
del que yace en la losa de las clínicas,
un ávido anzuelo que recorre
el limo blando de las sepulturas.
Cada poema un lento naufragio del deseo,
un crujir de los mástiles y jarcias
que sostienen el peso de la vida.
Cada poema un estruendo de lienzos que derrumban
sobre el rugir helado de las aguas
el albo aparejo del velamen.
Cada poema invadiendo y desgarrando
la amarga telaraña del hastío.
Cada poema nace de un ciego centinela
que grita al hondo hueco de la noche
el santo y seña de su desventura.
Agua de sueño, fuente de ceniza,
piedra porosa de los mataderos,
madera en sombra de las siemprevivas,
metal que dobla por los condenados,
aceite funeral de doble filo,
cotidiano sudario del poeta,
cada poema esparce sobre el mundo
el agrio cereal de la agonía.


________________________________________________

LIED DE LA NOCHE

La nuit vient sur un char conduit par le silence.
La Fontaine
Y, de repente,
llega la noche
como un aceite
de silencio y pena.
A su corriente me rindo
armado apenas
con la precaria red
de truncados recuerdos y nostalgias
que siguen insistiendo
en recobrar el perdido
territorio de su reino.
Como ebrios anzuelos
giran en la noche
nombres, quintas,
ciertas esquinas y plazas,
alcobas de la infancia,
rostros del colegio,
potreros, ríos
y muchachas
giran en vano
en el fresco silencio de la noche
y nadie acude a su reclamo.
Quebrantado y vencido
me rescatan los primeros
ruidos del alba,
cotidianos e insípidos
como la rutina de los días
que no serán ya
la febril primavera
que un día nos prometimos.

                                         ____________________________________

MÁS POEMAS DE ÁLVARO MUTIS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada